Contacto

Centro Médico-Estético ARGANZUELA
BOLIVAR 26
28045 MADRID

 

Utilice nuestro formulario de contacto o llámenos al siguiente teléfono:

91 468 21 73

Concertar cita

¡Ofertas!

En este momento tenemos interesantes descuentos en muchos tratamientos

Noticias

Nueva presencia en línea

Ahora también puede obtener más información sobre nestros tratamientos através de internet.

 

Todas las noticias

 

El Lifting con hilos tensores, es un nuevo tratamiento que incorporamos a la cartera de sevicios ofrecidos por el Centro Médico Estético Arganzuela, nuestro Centro Médico Autorizado en Madrid, donde podrás disfrutar de la calidad y la seguridad que te brinda el trabajar bajo el más estricto control médico de los profesionales de nuestra clínica

 

Efecto del implante de Hilos Tensores

 

Los Hilos Tensores de PDO (Polidioxanona) se colocan a nivel subcutáneo de la piel en las zonas donde queremos mejorar el tono y minimizar la flacidez cutánea por ello una de las indicaciones de aplicación es la reafirmación del cuello y la definición de la línea mandibular.

 

Este método está basado en la implantación múltiple de mini-hilos, formando una red que actúa como soporte de los tejidos, provocando con ello un efecto tensor /lifting apreciable de forma inmediata a la vez que favorece la producción natural de colágeno, mejorando los tejidos y activando el riego sanguíneo.

 

Por ello no sólo se realiza un tratamiento estético de “retensado” de la piel si no que también se obtiene un resultado terapéutico al conseguir mejorar y reactivar los componentes de la piel.

 

Características de la aplicación de los Hilos Tensores

 

Es una técnica que no necesita tiempo de recuperación por lo que la reincorporación del paciente a su vida cotidiana es casi inmediata, pudiendo incluso maquillarse.

 

Los resultados obtenidos se prolongan durante un período largo de tiempo.

 

No produce reacciones alérgicas ni rechazo.

 

Carece de efectos secundarios.

 

Es prácticamente indolora y solo a veces se aplica una crema anéstésica previa al tratamiento (Dependiendo del umbral sensitivo del paciente).

 

Las terapias basadas en el implante de Hilos Tensores mejoran y estimulan la firmeza de este tejido y por tanto proporcionan un mejor soporte a la piel, lo que ocasiona el efecto tensor deseado.

 

La presencia de esos Hilos Tensores no sólo estimula la formación colágeno y elastina en la zona si no que también aumenta el riego sanguíneo ayudando a la movilización de la grasa localizada.

 

 

¿Qué efectos se consigue con la aplicación de Hilos Tensores?



Reduce el stress cutaneo y ralentiza el envejecimiento de la piel, retrasando el reloj biológico.



Estimula la hipodermis, de forma que se produce una regeneración natural en la producción de colágeno y elastina, a la vez que acelera el metabolismo de la piel.



Al estimular la producción de colágeno y elastina en la unión de la piel y el músculo se consigue una piel más firme y elástica, minimizando la flacidez.



Se produce una mejora tanto en la circulación sanguínea como en los canáles linfáticos.

El resultado es una mejora importante en la complexión y textura de la piel,
dando un aspecto más descansado.



Su acción también es terapéutica ya que el estímulo de la hipodermis mejora distintas afecciones cutáneas como eczemas, pieles atópicas, etc.

La activación de los canáles sanguíneos y linfáticos ayuda a movilizar y eliminar los depósitos de grasa.



¿Qué es la polidioxanona?

Los Hilos Tensores están fabricados con polidioxanona, un material extremadamente seguro utilizado habitualmente en cirugía cardíaca que potencia la cohesión de las células.

Completamente seguro, no produce alergias ni rechazos, ni presenta ningún tipo de efecto colateral.

Actúa generando fibrosis a su alrededor, por la formación de colágeno

¿Qué sucede con los hilos implantados?



Si bien comienza a apreciarse el efecto de forma inmediata, el máximo de tensión se alcanza a los 2 meses.

Es idóneo combinarlo con tratamientos estimulantes del colágeno y elastina para potenciar su efecto.

En caso de pieles con flacidez acusada se recomienda el tratamiento combinado de Rejuvenecimiento facial con Hilos Tensores en un protocolo de 3 sesiones, 1 cada 20 días.



¿Cuándo y cómo comienzan a apreciarse los efectos?

Los hilos comienzan a actuar inmediatamente pero es a partir de la tercera semana cuando los efectos son más visibles, cuando ha comenzado el efecto de estimulación de los fibrocitos aumentando la producción de colágeno y la elastina.



El punto de máximo de eficacia se alcanza al cabo de 2 meses.

Lo idóneo, en caso de flacidez acusada, es realizar otra sesión al mes de haber realizado la primera sesión y combinarlo con Plasma Rico en Plaquetas +Vitaminas, con ello se consigue un efecto sumatorio y el resultado idóneo de los Hilos Tensores.

Por lo que en estos casos de pieles con flacidez acusada se recomienda el tratamiento combinado de Rejuvenecimiento facial con Hilos Tensores 3 sesiones, 1 cada 20 días

Los Hilos Tensores tardan entre 6 y 8 meses en ser reabsorbidos. Durante este tiempo su presencia continúa estimulando la acción de los fibroblastos, aumentando la producción de colágeno y elastina.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Indicaciones

• Elevación de las mejillas.
• Perfil mandibular.
• Nariz. Elevación del arco. Estrechamiento.
• Elevación de las cejas. Patas de gallo
• Surcos nasogenianos y líneas de marioneta.
• Doble mentón.
• Manos.
• Cuello.
• Estrechamiento del mentón. Perfil en V
• Zona interior de brazos y muslos.
• Abdomen.
• Glúteos .

 

Efectos de lifting con hilos tensores de polidioxanona:

Contracción del músculo zygomático, lo que ocasiona la elevación del rostro.
Recolocación de la platysma, recuperando el perfil de rostro y cuello.
Abre los pliegues nasogenianos, eliminando el aspecto “marioneta”
Redefine la fisionomía del rostro. Sin cambiar su contorno natural, eleva las estructuras faciales. Provoca una gran estimulación en la producción natural de colágeno, lo que ocasiona una disminución muy importante en pliegues y arrugas.
Favorece la disminución de marcas y poros, mejorando visiblemente el aspecto general de la piel.

Inmediatamente después del tratamiento comienza a apreciarse el efecto tensor.
Una semana después ya se aprecia una mejora importante en la piel debido al aumento de colágeno
El efecto deseado se alcanza un mes después del tratamiento..
En ocasiones puede ser conveniente efectuar un retoque una vez pasados al menos
dos meses desde la primera aplicación.
La frecuencia de repetición de los tratamientos oscila en cada paciente entre 12 y 18 meses.

 

El resultado es un rejuvenecimiento de la piel y los tejidos subcutáneos, que se mantiene de forma duradera retrasando el envejecimiento natural de la piel.

Hay que tener en cuenta que es más complicado recuperar una flacidez cutánea que mantener los  resultados alcanzados, por lo que si queremos mantener nuestra piel con buen tono hay que realizar esas sesiones de mantenimiento